Blog
Slider

Javier Betancourt quiere llevar la bandera de Sucre a la cima

El montañismo es trabajo en equipo, sacrificio y esfuerzo constante, igual que la vida.

Alcanzar la cumbre de un nevado no es sencillo, se necesitan semanas de preparación física y mental, pero no solo eso, también se debe contar con un grupo de gente que busque el mismo objetivo y esté dispuesto a hacer lo necesario para que todos lo alcancen.

Así es como Javier Betancourt, Jefe del Departamento Administrativo en Quito, consiguió una de sus metas más anheladas. “En Julio del 2018, llegamos a la cumbre del Cotopaxi. Fuimos 27 personas. Estuvimos ahí una hora porque hizo buen tiempo y realmente es una satisfacción haber estado ahí”, cuenta Javier en su oficina del piso cuatro de la sucursal de Quito.

Explica que el montañismo le ayudó a equilibrar todos los aspectos de su vida. “Desde muy joven me interesaban las montañas. En un momento complicado hace unos años me encontré con un amigo que hace esta actividad. En ese entonces también estaba interesado en el trabajo de Karl Eglof (deportista ecuatoriano-suizo, que se ha desempeñado en el ciclismo y el montañismo), a quien vi en youtube alcanzando sus metas y sentí que era lo que estaba buscando”.

Comenzó en el 2016 con un grupo de amigos y hoy tiene más gente que comparte esa pasión por el andinismo. Le parece que es un deporte integral y se siente feliz con practicarlo cada cierto tiempo. “Lo que más me llamó la atención es que cuando decidimos subir a una montaña, estamos concientes que todos debemos llegar. Si alguien siente que no avanza, el grupo tampoco avanza, subimos todos o de donde estemos, regresamos todos. Es un trabajo en equipo y debe ser un grupo unido” comenta. Así  también, busca manejarse en su trabajo en Seguros Sucre. “No importa si eres gerente, jefe o el cargo que corresponda, siempre es bueno que lo poco o mucho que sepas lo enseñes para que todos en tu equipo tengan la oportunidad de crecer.”

Javier ha trabajado en Seguros Sucre desde que salió de la universidad, hace ya 11 años. Desde entonces se ha desempeñado acertadamente en varias áreas de la Empresa. En el Departamento administrativo lleva cinco años y se siente feliz porque aprende todos los días y está orgulloso de llevar la camiseta de Seguros Sucre. Tanto es así que tiene pensado colocar la bandera de la Empresa que ama en las cumbres de los nevados que piensa escalar. “Sucre me ha dado todo lo que tengo, y sería para mí un orgullo portar la bandera y llevarla a la cima”, finaliza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *